Las 4 ventajas de utilizar el Leica BLK360 para trabajos de Arquitectura

Las 4 ventajas de utilizar el Leica BLK360 para trabajos de Arquitectura

4 ventajas de utilizar el Leica BLK360 para Arquitectura

  

Es bien sabido que las ventajas generales del escaneado láser son muchas, pero para este post del blog vamos a centrarnos principalmente en 4:

  

1. Precisión absoluta

El Laser Scanner Leica BLK360 tiene una precisión de 8 mm a una distancia de 20 m.

En muchos proyectos, la discrepancia entre los planos de proyecto y el resultado de la obra es superior a los 15 centímetros. Si el proyecto en cuestión es un aeropuerto, esta diferencia puede ser entendida como aceptable, pero si estamos hablando de una tienda de 90 metros cuadrados, esto podría conllevar problemas.

Unos pocos centímetros de discrepancia pueden ser especialmente problemáticos en obras de este calibre, ya que al realizar las mediciones con una cinta métrica el arquitecto puede pensar que la diferencia se produjo porque la cinta estaba torcida en el momento de la medición, pero que los planos seguramente estén correctos. Ese grado de imprecisión e incertidumbre conlleva problemas para los profesionales, ya que el calendario de construcción suele estar muy apretado, y si se da el caso de que las dimensiones medidas son incorrectas, el calendario no deja ningún margen para solucionarlo

Partir de unos planos que muestren de forma precisa las condiciones existentes es la base para que un proyecto de construcción se desarrolle sin problemas.

Antes de contar con el Leica BLK360, los arquitectos se habían acostumbrado a tener que hacer cambios de diseño a mitad del proceso de construcción debido a que la información obtenida de las mediciones iniciales era incorrecta. Las imprecisiones en el inicio de la obra se traducen en un aumento de los costes para el cliente, un incremento del tiempo y costes para el diseñador, desperdicio de materiales, estrés añadido, etc.

  

2. Persuasión 

Los arquitectos a veces tienen que demostrarles a los clientes que su idea no va a funcionar. No se debe a que quieran poner trabas al proyecto, sino a que realmente no es realizable.

Muchos arquitectos eligen utilizar una combinación de fotografías y planos ortográficos para hacerle ver al cliente que esto es así, por ejemplo: “Como puedes ver en esta foto, aquí hay un conducto y, si te fijas en el plano de sección, el conducto aparece aquí, de modo que no encaja”

El problema de esta estrategia es que exige al cliente ser capaz de relacionar dos pruebas independientes y que confíe en que no se están manipulando los datos del plano.

Con el BLK360 y una nube de puntos, se extraen planos que combinan una información precisa, muy completa y detallada, que los clientes aceptarán como una prueba irrefutable. 

  

BLK360

   

3. Es tranquilizador

Nunca habrá que volver a la obra a medir zonas adicionales, ni dimensiones esenciales. Eso no ocurre con el flujo de trabajo del Leica BLK360.

Cada vez que un cliente o un consultor pregunta: “¿Estás seguro de que eso va a encajar? Yo pensaba que ahí iba una viga más grande”, se puede revisar de nuevo en la nube de puntos (en Revit u otro Software) para asegurarse de que no se ha escapado nada.

Como los arquitectos (al igual que otros profesionales de la construcción) tienen tantas responsabilidades, es fácil que se les escapen cosas importantes cuando están en la obra. Contar con un escaneado perfecto y exhaustivo del ámbito de trabajo no solo es un excelente punto de partida, sino también un recurso increíble al que se puede volver a medida que el proyecto avanza.

  

4. Es fácil de usar

Cuando oímos hablar de las nubes de puntos, siempre existen prejuicios con respecto al software o el partido que se le va a poder sacar al producto en cuestión: “La tecnología no es lo mío".

En la teoría, parece complicado. En la práctica, no obstante, es un proceso automático. Todo el mundo puede utilizar esta herramienta, no es para nada exclusiva ni complicada de utilizar.